Testimonios


 

18.11.2019

Renault Trucks K 520 - isla de la Reunión - ST2D

En la isla de la Reunión, el Renault Trucks K 520 transporta y entrega material en las obras, por terrenos a menudo accidentados y de difícil acceso.

  • ST2D

    FECHA DE CREACIÓN: 1998

    ACTIVIDAD: transporte y suministro de material a obras públicas

    PERSONAL: 3 personas

    FLOTA 3 camiones de obras, uno de ellos Renault Trucks K 520

Situada en el archipiélago de las Mascareñas, en el Océano Índico, a unos 700 kilómetros al este de Madagascar y a cerca de 10.000 de la Francia metropolitana, Reunión es una isla volcánica de 2.500 kilómetros cuadrados. Su alto relieve y sus condiciones meteorológicas han formado un territorio accidentado sometido a importantes riesgos (erosión, movimientos de tierras, inundaciones...), pero también le han dado un patrimonio natural único y excepcional.

1.660
millones
Este es el presupuesto del proyecto de la nueva carretera costera sobre pilotes de más de 12 kilómetros de largo, construida por Bouygues, Vinci y Eiffage, entre Saint-Denis, la capital, y la zona del Puerto, al noroeste de la isla.

DESARROLLO URBANO EN EL LITORAL

Con sus 333 habitantes por kilómetro cuadrado, este departamento francés de ultramar presenta la tercera mayor densidad de población del país. La isla tiene, pues, que alojar y permitir circular con facilidad a 840.000 habitantes, que se concentran en las zonas costeras, de ahí la abundancia de obras por toda la isla. Una de ellas será próximamente la de Bouygues, Eiffage y Vinci, que prevé la construcción de una carretera litoral sobre pilotes entre Saint-Denis y la zona del Puerto, al noroeste de la isla, y que sustituirá a la actual, que presenta demasiados riesgos de caída de piedras y a menudo tiene mucho tráfico.

SUMINISTRO DE MATERIALES DE OBRA CON EL RENAULT TRUCKS K

Max Damour, conductor propietario de 45 años, trabaja sobre todo para Vinci y algunas otras empresas locales de suministro a obras. Max es también fundador y gerente, junto con su hermano, de la empresa familiar de transportes ST2D. Max lleva transportando, desde la creación de la empresa en 1998, todo tipo de material (paneles, elementos de encofrado, estructuras, etc.) de una obra a otra. “Contamos con tres camiones de obras en total, y dos conductores: un empleado y yo mismo, y siempre hemos sido fieles a los Renault Trucks”, afirma. El último ha sido un Renault Trucks K 520, adquirido en julio de 2014 para sustituir al Renault Kerax que Max utilizó durante unos diez años.

EXCELENTE MANIOBRABILIDAD DEL K 520

“El K 520 es la curiosidad del momento. En la isla muchos lo llaman ‘el Transfomer’, en referencia a la película en la que los vehículos se transforman en robots, por su impresionante aspecto”, comenta. Se trata de un camión de 32 toneladas de MTMA, con plataforma y grúa, que aporta importantes mejoras en sus prestaciones para trabajar en los terrenos accidentados, empedrados, con baches y a veces empapados de la isla. Max alaba sobre todo la robustez de su parachoques de acero, así como el chasis. “Es mucho más robusto que nuestros otros dos camiones, de distinta marca”, precisa. Además, el camión es también muy fácil de manejar, a pesar de sus considerables 10,5 metros de largo. “Con él puedes pasar fácilmente por lugares difíciles, porque el depósito de gasolina está situado muy alto y las suspensiones son excelentes. Su radio de giro es igual de bueno. El K 520 es bastante más fácil de maniobrar que nuestros otros camiones, que son 2 metros más cortos.
Y no tiene ningún problema para bajar la pista pronunciada de mi casa, al norte de la isla”, afirma con entusiasmo.

EMÁS TRACCIÓN PARA SALIR DE LAS SITUACIONES MÁS COMPLICADAS

El K 520 marca igualmente la diferencia por la potencia de su motor DTI 13, que responde muy bien en las pendientes y tiene buena aceleración. Además, el modo “off road” le aporta una mayor tracción, lo que le permite salir de los atascos más difíciles. Para Max Damour, esta característica permite igualmente tirar de grandes cargas, gracias a una aceleración progresiva del régimen del motor, y evitando que patinen las ruedas traseras.

UN PAR DE PREGUNTAS PARA...

Max Damour,conductor del Renault Trucks K y cofundador de la empresa de transportes ST2D.

¿Se siente seguro conduciendo su Renault Trucks K?

Max Damour — Sí, es un camión muy seguro. Su buena estabilidad en carretera me convenció muy rápido. En realidad ni siquiera noto diferencia entre llevar el vehículo con carga o vacío. Además, el encendido automático de los faros al pasar por túneles o al caer la noche te hace sentirte más seguro y tranquilo al volante. El control del freno de estacionamiento es muy fácil y se desbloquea automáticamente en cuanto cambias de marcha.

¿Cómo valora usted el confort del vehículo?

M.D. — Se nota que Renault Trucks ha pensado en el conductor, se ve en la ergonomía de la cabina. Los botones de las funciones e instrumentos están concentrados y son fácilmente accesibles. La cabina con litera es amplia y profunda, y tiene muy buena visibilidad gracias a la altura del vehículo. En lo que respecta a la potencia del motor, el DTI 13 de 520 CV es muy silencioso, tanto en la carretera como con la grúa. De este modo, la conducción es más fácil y menos cansada, algo a lo que también contribuyen el regulador y el limitador de velocidad. En resumidas cuentas, uno tiene la sensación de estar conduciendo un coche.